Sabes cuanta agua usas ?

En la zona metropolitana de la ciudad de México, el gasto diario por persona es 300 litros, mientras que en una zona rural semi-árida el consumo de agua por habitante llega a 80 litros diarios.

Lo importante de saber las cifras es dejar la indiferencia y actuar para ahorra agua de manera eficaz.

Es incuestionable que la sostenibilidad del recurso hídrico, requiere un consumo responsable y una gestión adecuada. Los siguientes datos de consumo nos pueden hacer entender nuestro día a día en relación con el agua:

  • Un sanitario: Entre 150 y 300 litros
  • Regadera: 50-100 litros
  • Lavar los platos a mano: 23 litros.
  • Una lavadora: Entre 40 y 80 litros de agua
  • Descongelar un alimento bajo el agua: Entre 15 y 25 litros
  • Mantener la llave abierta por un minuto y medio, durante el lavado de dientes,  más de 18 litros.
  • Lavado de coche con manguera: Entre 200 y 500 litros.  

En este sentido es imprescindible que, como ciudadanos, estemos informados sobre nuestra responsabilidad individual y colectiva en relación al agua.
Buena Tierra IAP trabaja en el diseño y construcción de baños ecológicos, filtros separadores de jabón y filtros separadores de grasa para la reutilización del agua así como en la cosecha de agua de lluvia. 

En cada proyecto realizado propiciamos al mismo tiempo, la sensibilización de las personas beneficiarias. De esta manera el proyecto, además de implementar infraestructura, sirve para generar hábitos de consumo responsable entre la población beneficiada.

Calcula tu consumo de agua

clima semiárido y Árido

Semiárido es una expresión comúnmente utilizada para designar el clima de una región donde las lluvias anuales están entre los 200 y los 400 mm anuales. Una cantidad de lluvia inferior a los 200 mm anuales caracteriza a los semidesiertos. 

La vegetación de una región semiárida está compuesta normalmente de arbustos que pierden las hojas en los meses más secos, así como de paisajes que también se secan en los períodos de estiaje.

El clima árido las precipitaciones anuales son menores a los 200 mm anuales y donde el modelo climático estudiado se caracteriza por sus escasas precipitaciones, por debajo de la evapotranspiración. Sin embargo, debido al nivel de evapotranspiración, esta cifra puede llegar a 250 mm anuales o incluso superarla ligeramente.

El principal factor limitante en zonas de clima árido y semiárido es la disponibilidad de agua. La cantidad y disponibilidad estacional del agua son primordiales para la supervivencia a largo plazo, tanto para la supervivencia del hombre como de las plantas y animales.

Tradicionalmente, la clasificación de zonas áridas, semiáridas y húmedas se basaba sólo en la precipitación anual media. En la actualidad, esta clasificación se realiza sobre la base de la relación entre la precipitación y la evaporación. Las zonas áridas y semiáridas se caracterizan por tener una alta evapotranspiración.

Se presenta una gran descompensación entre la cantidad de agua que potencialmente puede evapotranspirar a la atmósfera y la cantidad de agua realmente disponible en estas zonas gracias a la lluvia que reciben. Estas regiones presentan una demanda de evaporación atmosférica elevada que depende principalmente de la radiación solar, la presión de vapor del aire y la velocidad del viento; por lo tanto, en la mayoría de los casos, la evapotranspiración está limitada por la disponibilidad efectiva de agua en el suelo frente a la demanda atmosférica. Por otro lado, el régimen de precipitaciones se caracteriza por una alta irregularidad tanto espacial como temporal, agravando aún más la problemática, en ocasiones, con tormentas de alta intensidad que descargan la mayor parte de la lluvia anual en un breve periodo de tiempo.

Hay también otras características ambientales propias de este tipo de zonas, como son:

  • Altos niveles de radiación solar incidente,
  • Variaciones amplias de temperatura durante el día y la noche,
  • fuertes vientos,
  • Altas tasas de arrastre de sedimentos, e
  • Importantes pérdidas de agua por infiltración en canales aluviales.

Estamos trabajando en EL NORTE DE GUANAJUATO DE CLIMA SEMIÁRIDO Y CON ALTA MIGRACIÓN

Municipio de San Luis de la Paz.

En Vergel de Guadalupe, San Cayetano y comunidades cercanas. 

Tiene clima semi-árido con una precipitación de 350 a 400 mm anuales.

Buscamos impactar en el desarrollo sostenible, sustentable y solidario de las comunidades rurales e indígenas creando condiciones favorables para que las familias rurales contribuyan al bien común en armonía con los demás y la naturaleza haciendo un uso eficiente de los recursos naturales y renovables de manera sustentable.